Hoy en día, decir frases como: “¡Qué estrés!”, “¡Me siento estresado!” o “¡Eso me estresa!”, forman parte de nuestra vida cotidiana y lo más probable es que muchas veces las decimos en automático por cualquier razón, pero ¿realmente sabemos lo qué es el estrés y cómo nos afecta en nuestra vida personal, laboral y sobre todo en nuestra salud? La respuesta es no. 

Tener estrés puede ser algo muy normal para todos, llega sin avisarte y hay muchísimas cosas que nos lo puede provocar, desde permanecer miles de horas en el tráfico, el exceso de trabajo, las deudas en casa o hasta el compañero que no nos cae muy bien. Cualquier cosa puede ser el detonante perfecto para causarnos esta sobrecarga de reacciones fisiológicas que se nos presentan cuando estamos viviendo un estado de tensión nerviosa.

Cuando el estrés aparece en nuestra vida, nos afecta de muchas formas, algunas tal vez ni se nos hubieran ocurrido. Puede cambiarnos nuestro estado de ánimo, ponernos de muy mal humor, tener dolores de cabeza constantes, debilitar nuestro sistema inmunológico, sudoración en exceso, comer demasiado y sin control, estar irritables cada segundo de nuestro día, y es posible que hasta nuestras relaciones interpersonales terminen afectadas por nuestro estrés. 

Vivir constantemente en un estado de estrés puede cambiar nuestra calidad de vida y nuestro entorno. Imagina levantarte todos los días sintiéndote cansado, sin ganas de trabajar o de realizar esa actividad que antes disfrutabas hacer…

Estrés: el enemigo de tus noches

Uno de los síntomas más importantes que causa el estrés, es el insomnio. Sin duda alguna, las noches se convierten en el peor momento del día, daremos miles de vueltas en la cama antes de poder lograr dormir, y si lo logramos, tal vez al otro día no nos levantemos con mucha energía, ya que afecta no solo a la cantidad de horas que dormimos sino también a la calidad de nuestro sueño.

No dormir de la forma en la que nuestro cuerpo lo necesita puede afectar nuestro rendimiento durante el día y traernos otras complicaciones en nuestra salud. Dormir bien nos ayuda a mantenernos saludables y a sentirnos bien. 

Por eso es importante buscar formas para controlar el estrés y evitar que nos afecte en nuestra vida diaria. Tomarnos un momento al día para relajarnos y hacer algo que nos guste, puede ser una buena opción para no dejar que invada nuestra vida.

 

También te puede interesar