La finalidad de este blog siempre ha sido comunicar como la melatonina es la hormona mágica que nos hace dormir; pero, ¿por qué en estos últimos días se ha vuelto protagonista contra el COVID-19?

Para comprender mejor el tema es importante que conozcas estos 3 puntos clave:

  • ¿Qué hace el COVID-19 en nuestro cuerpo?
  • Las bondades de la melatonina en el sistema inmunológico
  • La importancia de un sueño reparador

Empecemos por el más complicado ¿Qué es el COVID-19?

El COVID-19 es un trastorno respiratorio agudo. La mayoría de los casos de esta enfermedad presentan síntomas leves; sin embargo, en otros puede provocar inflamación en los pulmones. En estos casos, esta inflamación ocasiona que los pulmones no puedan captar suficiente oxígeno, por lo que se requiere de ventiladores para intentar subsanar esta deficiencia.

El COVID-19 activa al sistema inmunológico de forma exagerada creando una “tormenta de citocinas inflamatorias”, lo cual ocasiona un daño notable a los pulmones.

Pasemos al segundo punto, ¿cuales son las bondades de la melatonina en el sistema inmunológico?

En varios estudios se sostiene que la melatonina suprime la respuesta exagerada del sistema inmunológico y disminuye la producción excesiva de citocinas, por lo que puede reducir el daño del tejido pulmonar.

  • Los estudios en animales realizados en los últimos años han mostrado que la melatonina reduce la inflamación de severa a leve en ratones con enfermedades inflamatorias.1
  • En otra investigación en animales, se ha mostrado que dosis bajas
    de melatonina en ratones mayores detiene la escalada de la inflamación.
    2
  • En estudios en los cuales se analizaron específicamente los efectos de la melatonina en la lesión pulmonar, se encontró que la melatonina ofrece protección contra los casos más graves de estas lesiones.3

Estas propiedades de la melatonina, que ajustan con las características del COVID-19,  han llamado la atención de los especialistas, ya que podrían reducir el impacto de la enfermedad en la inflamación. 

Tomar de 3 a 5 mg al día de melatonina puede complementar adecuadamente la deficiencia natural de la hormona la cual suele ocurrir con la edad y/o como resultado del estilo de vida y del impacto del medio ambiente, las rutinas irregulares del sueño y la exposición nocturna a la luz artificial.

Para ser claros, actualmente no hay nada definitivo en la ciencia que demuestre que la melatonina puede proteger contra los efectos más graves del COVID-19.  Pero con los estudios arriba mencionados, la melatonina puede resultar muy útil al ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad, la respuesta inmune exagerada y el daño a los pulmones que está presente en los pacientes más críticos, sin embargo, todavía no contamos con evidencia definitiva.

Y el último punto pero no el menos importante ¿por qué es tan importante tener un sueño reparador?

Cuando dormimos nada está quieto en nuestro cuerpo ni en nuestra mente. Durante el sueño se producen cambios bioquímicos, hormonales, metabólicos y de temperatura que constituyen procesos esenciales para nuestro cuerpo. 

Es durante el sueño cuando reparamos tejidos, fabricamos proteínas, desarrollamos músculos y disminuimos nuestro cansancio neurológico a la vez que restauramos nuestras facultades cognitivas. La capacidad de concentración, atención, memoria y aprendizaje, entre otras funciones esenciales, y lo más importante en este momento nuestra capacidad de defensa inmunológica, también depende de un sueño reparador.

Si tuviéramos que concentrar en una sola palabra todas las funciones del sueño, esa palabra sería “reparar” y es así porque el sueño resulta “reparador” de todas las funciones de nuestro cerebro, cuerpo y mente.

En los párrafos anteriores hay dos conceptos clave que ponen a pensar a muchos investigadores: “defensa inmunológica” y “reparación”. Cuando por fin la melatonina logra que nos quedemos dormidos, está comprobado que ayuda a otros sistemas a proteger al cuerpo. Si nuestro organismo fuera un coche, dormir sería como llevarlo al taller a hacerle un servicio completo y la melatonina es la asistente de todos los mecánicos.

La estabilidad emocional también depende de un sueño reparador. En definitiva, para estar despierto y con salud es esencial dormir bien.  

En conclusión

Aunque no hay una cura ni ningún tratamiento que esté 100% comprobado para tratar o erradicar al coronavirus, lo que sí podemos hacer es cuidar de nuestro cuerpo comiendo bien, haciendo ejercicio, DURMIENDO BIEN y siguiendo las indicaciones de las dependencias sanitarias.

Hay que poner mayor atención a nuestra calidad de sueño, ya que, permite ajustar nuestro sistema inmunológico, tomando en cuenta que es normal que muchos no estemos durmiendo tan bien como antes de la cuarentena, ayudar a nuestro sistema con un poco de melatonina todas las noches, definitivamente puede hacer más por nosotros de lo que esperamos. 

1.- Age (Dordr). 2012 Jun;34(3):681-92. doi: 10.1007/s11357-011-9267-8. Epub 2011 May 26.

Melatonin protects lung mitochondria from aging.

Acuña-Castroviejo D1, Carretero MDoerrier CLópez LCGarcía-Corzo LTresguerres JAEscames G.

2.- FASEB J. 1999 Sep;13(12):1537-46. Melatonin inhibits expression of the inducible NO synthase II in liver and lung and prevents endotoxemia in lipopolysaccharide-induced multiple organ dysfunction syndrome in rats.

Crespo E1Macías MPozo DEscames GMartín MVives FGuerrero JMAcuña-Castroviejo D.

3.- FASEB J. 2015 Sep;29(9):3863-75. doi: 10.1096/fj.15-273656. Epub 2015 Jun 4.

Disruption of the NF-κB/NLRP3 connection by melatonin requires retinoid-related orphan receptor-α and blocks the septic response in mice.

García JA1, Volt H1, Venegas C1, Doerrier C1, Escames G1, López LC1, Acuña-Castroviejo D2.

También te puede interesar